Las visitas a galerías y museos se basan en tratar de despertar el espíritu artístico que toda persona lleva dentro. Saber disfrutar de la contemplación artística es un lujo accesible a todos, pero aprovechado por pocos.
En las visitas, el filósofo profesional irá exponiendo las cualidades expresivas de las obras, así como dando en general una lección de estética y teoría del arte que introduzca a los asistentes en el mundo de la contemplación y la crítica artísticas.
El fin de estas visitas guiadas será la conformación de una visión más abierta, completa y crítica del arte en los asistentes, además de pasar un agradable rato hendidos en el deleite que ofrecen las obras de arte.